14 julio 2008

EL ASESOR


-¿No se había parado a pensar nunca que cada vez que un niño nace en el mundo su vida pierde valor? Si amigo, no me mire así, es la ley de la oferta y la demanda. Cuantos más seamos menos valemos pues todo el mundo sabe que cuando algo abunda suele ser barato.

Cuando el número rebasa las necesidades entonces no merece la pena hacer nada por mantenerlo. Si dejas de ser necesario dejarán de hacer cosas por ti, nadie se preocupará de tu suerte. ¿De verdad que nunca lo habías pensado?...No me digas que eras de los que todavía te alegrabas por el nacimiento de un niño…ja, ja, ja… anda vete para casa y reflexiona sobre lo que te acabo de decir.-

El hombre salió por la puerta cabizbajo y Vicente sonrió consciente de que había convencido a otro. Detrás de él dos hombres charlaban en voz baja.

-¿Todavía te sigue pareciendo que fue buena idea lo de contratar a Vicente como asesor para esta campaña por el incremento de la natalidad? Yo no lo veo claro…-

- Espera hombre vamos a darle un voto de confianza, igual usa un método nuevo de choque que desconocemos… me han hablado tan bien de él…-

En ese momento otro hombre entró por la puerta para buscar información.

-Buenos días- dijo Vicente al verle –siéntese y deje que le aclare las dudas…¿Ha oído hoy las noticias?, ¡Qué catástrofe! Resulta que según los últimos estudios al paso que vamos dentro de unos años no quedará materia prima suficiente como para darnos de comer a todos…¿No se había parado a pensar nunca que cada niño que nace en el mundo nuestra vida pierde valor?...-


Foto: xurde

3 Comments:

Blogger Javier Martinez said...

Totalmente en contra. Los niños tienen un valor intrínseco. Si no, por qué los utilizan como moneda de cambio en algunos secuestros?. O los tienen cosiendo bolsos en algunos talleres ilegales?. O los prostituyen?.

(Evidentemente, este comentario ha de leerse en tono humorístico y con bastante crítica social)

Saludos!

15 julio, 2008 12:24  
Blogger Elisa said...

Más que perder valor cuanta más gente se es, el problema es que unas vidas acaban siendo más valiosas que otras. Parece que cinco muertos en Francia valen más que 20 en cualquier país no “desarrollado”.

28 julio, 2008 15:58  
Blogger fauston said...

los niños cagan y gritan.

Ese es mi veredicto. Un saludo.

01 agosto, 2008 01:43  

Publicar un comentario

<< Home