22 octubre 2007

AL AMANECER

El ruido que hacían las hojas al agitarse por el viento me despertó.

Me incorporé y comprobé que mis compañeros de tienda ya se habían levantado todos.

Ya había amanecido pero no parecía que fuese muy tarde. Desabroché la cremallera de la tienda y asomé la cabeza. Un extraño silencio me impidió oír voz alguna, solo los ruidos frecuentes de un monte llegaron a mis oídos.

Una extraña sensación me asaltó y salí de la tienda poniéndome las zapatillas. Pasé por todas las tiendas mirando en su interior y no encontré a nadie. Fui hasta los rescoldos que habían quedado de la hoguera de la noche anterior, tampoco andaba nadie por allí. Me acerqué hasta las cocinas y ni un alma.

Era extraño que todos sin excepción se hubieran levantado tan pronto y se hubiesen ido de excursión sin avisar. Además todas las cremalleras de las tiendas estaban abiertas y todo desordenado sin recoger.

Fui hasta donde teníamos aparcados nuestros coches y allí seguían todos. Intenté llamar por el móvil pero se había quedado sin batería. Esperé un par de horas y decidí largarme al pueblo para hacer unas llamadas pero al intentar arrancar el coche este no dio ninguna señal de querer funcionar.

Entonces eché a andar camino abajo. En esos momentos no era consciente que jamás volvería a ver a ninguno de mis compañeros de acampada y de lo que tampoco me iba a enterar nunca era que mi sonambulismo con paseos nocturnos incluidos había sido la causa de haberme librado de ser abducido como el resto por aquellos seres enigmáticos provenientes del espacio exterior con la intención de experimentar e investigar la resistencia de nuestros endebles cuerpos humanos y comprobar la viabilidad de una futura invasión.

FOTO: antorcha

4 Comments:

Anonymous maray said...

bueno, para algo debe servir el sonambulismo: hacer chistes y cuentos enigmáticos...
Pero, de la manera como las cosas van, ser abducido no parece una cosa tan mala...

22 octubre, 2007 23:33  
Anonymous aiyana said...

Por un momento me ha recordado a la película el proyecto de la bruja de Sallem... ufffffffff que miedo.

23 octubre, 2007 09:43  
Blogger Elisa said...

Hummm, hay algo que no comprendo muy bien, entonces es una suerte que no te abdujeran o no? jaja

26 octubre, 2007 11:22  
Blogger macacolandia said...

Elisa tienes razón, no está muy claro si fue bueno o malo que no le abdujeran. A mi personalmente no me gustaría y menos para hacerme pruebas de aguante del cuerpo.
De todas formas el no sospecha nada de que se produjeran abduciones.jeje
Un saludo

26 octubre, 2007 16:08  

Publicar un comentario

<< Home