28 agosto 2006

SIN IMPORTANCIA

Nadie como ella para hablarnos de que se siente a esas alturas. Haber viajado al espacio la convertía en una privilegiada con una historia que contar.
Cuando era niña jamás pensó en esta posibilidad, pero la vida la llevó a realizar esta experiencia que no olvidará por muchos años que pasen.
La ves por la calle y parece una más, pero cuando averiguas sus andanzas espaciales, la observas asombrado sin saber que decirla.

Ella siempre insiste en que es una persona normal, pero los demás no la tratamos como tal.
Ella sigue conservando los amigos de la niñez, aunque ellos no subieron tan alto, si que compartieron aquellos años tan especiales para cualquier persona.

Muchas veces me quedo mirándola a los ojos con la esperanza de ver el reflejo de la inmensidad del universo que por error pudiera haber quedado grabado en sus pupilas, pero nunca logro ver más allá de dos ojos marrones.
Ella sonríe y le quita importancia al asunto y nos recuerda que cada persona alberga en su cerebro imágenes exclusivas que nunca se podrán volver a repetir. Que no todos vemos de la misma forma la misma cosa.

Cierta es la expresión de una imagen vale más que mil palabras, y cierto es que una historia se dibuja de miles de formas diferentes en cada una de nuestras cabezas y que por mucho que nos expliquen un paisaje, nunca lo veremos igual que los ojos de la persona que nos lo narra.

9 Comments:

Anonymous aiyana said...

Cada uno nos creamos nuestra propia realidad y las historias se van deformando dependiendo de quien las cuente o de como se recuerden. Con el paso del tiempo a mi lo bueno vivido cada vez me parece mejor, lo malo... en alguna ocasión y de lejo ya no me parece tan malo.

29 agosto, 2006 10:15  
Blogger Angus Scrimm said...

Nunca lo veremos igual, sin duda. Pero hay veces que cuando vemos por el prisma de otros ojos, por los de un narrador, se puede saborear aunque sea poco tiempo, el instinto del voyeur.

Un saludo

29 agosto, 2006 12:54  
Blogger natalia jt said...

nos vemos el viernes en palencia con muchachito!! y el jueves voy a ver a eliseo parra. tenemos cita en palencia ;D

30 agosto, 2006 13:27  
Blogger Sandra Becerril said...

Los ojos nos muestran lo que se ha vivido sin necesidad de palabras...
muy cierto... una imagen vale más que mil palabras, pero una imagen también puede valer 10000 imágenes

saludos

30 agosto, 2006 19:40  
Anonymous fmop said...

Pero para algo están las palabras: para que veamos a través de ellas.

31 agosto, 2006 09:14  
Anonymous Cuñada said...

Para saber lo que verdad hemos vivido hace falta cierta distancia, por eso sabemos apreciar eso que tienen de especial los demás y nos resulta dificil apreciar todo aquello que nos sucede. Nadie es mejor que nadie: Cada vida es un camino único, irrepetible y muy muy especial.Saluditos

01 septiembre, 2006 03:27  
Blogger Eulalia said...

Las experiencias más extraordinarias no nos hacen especiales. Son los seres especiales los que hacen de lo cotidiano algo extraordinario.
Y, si alguien nos cuenta algo, pone tanto de sí mismo quien narra como quien escucha...
Un beso.

01 septiembre, 2006 19:06  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Cada uno, normalizamos nuestra vida, y realzamos nuestras vivencias según lo que han supuesto para nosotros...

01 septiembre, 2006 21:31  
Blogger mamen somar said...

En un mismo paisaje podemos ver cosas, ínfimos detalles que el otro no da importancia. Por eso un paisaje, sea cual sea, es tan especial como los ojos de quien mira. Siempre nos narran diferentes visiones de una misma realidad.
Un beso.
Mamen

03 septiembre, 2006 12:44  

Publicar un comentario

<< Home