06 mayo 2006

Examen Final (Segunda Parte)

ADVERTENCIA:antes de que comienzes a leer que sepas que este relato es la continuación de el post anterior, así que te recomiendo que lo leas antes de seguir. Gracias.

Me despierto con el sonido del despertador. Parece que me quedé dormido encima de los apuntes. Al final ni estudié, ni descansé.
La cabeza me martillea y la luz que entra por la ventana me molesta. Me duele la garganta, por que la tengo seca como una lija.
Me levanto haciendo un esfuerzo y voy al baño a asearme. Me miro al espejo y tengo un aspecto lamentable. Me lavo la cara pero no mejoro mucho. Intento peinarme pero los pelos se resisten a bajar. Me afeito y me corto por tres sitios.
No me apetece desayunar, me visto y miro al reloj, todavía me da tiempo a leer algo. Cojo el libro pero no soy capaz de leer dos frases seguidas. Estoy tan nervioso que me dan arcadas. Será mejor salir y que me dé un poco el aire.
Voy hasta la parada del autobús. Soy consciente que tengo un aspecto lamentable. Llega el autobús, subo y me siento sin saludar a nadie. Las voces de la gente se mezclan en mi cabeza confundiéndose con el temario del examen. Temo sufrir un shock, todo me da vueltas, confundo las respuestas, me tapo los oídos hasta que llego a la parada donde me bajo.
Llego hasta el aula y me siento donde puedo. Me encuentro mareado y lejano a los demás, oigo sus voces, como hablan entre ellos, pero no las distingo.
Entra el profesor, todos callan y yo presto la mayor atención que me es posible. Explica las normas y reparte los folios. Cada vez sudo más y paso del frío al calor en segundos. Por fin tengo el examen en mi poder.


Comienzo a leer las preguntas. La primera no me suena mucho, tengo que leerla lo menos 3 veces hasta que comprendo el enunciado. No me la se, paso a la segunda. La leo, ¿seguro que este es el examen que yo tenía que hacer?. Leo la tercera. Nada. Me estoy poniendo malo de verdad, noto como un sudor frío me invade y veo puntos blancos. Me voy a marear.
Me levanto tambaleándome y me dirijo hacia el profesor, “¿puedo ir al baño?, no me encuentro bien”. El profesor me mira con semblante serio, “esto es un examen, no puede salir del aula bajo ningún concepto”. Me paso el brazo por la frente quitándome el sudor, “por favor, se lo ruego”. El profesor me mira, y no muy convencido accede a dejarme salir. “Está bien, le doy dos minutos y directo del baño aquí. Si me entero que habla con alguien le suspendo instantáneamente”.
Salgo del aula desorientado. No se si voy a llegar a los lavabos. Avanzo patosamente por los pasillos hasta que llego a la puerta de los servicios. Había 3 reservados, me metí en el del medio y cerré. Me senté sobre la taza mareado.


En los wateres de ambos lados había alguien y comenzaron a hablar. “Nicolás, Nicolás, ¿eres tú?"Me disponía a responder que no cuando del otro apartado se me adelantaron. “Sí, pásame las respuestas, que solo tengo dos minutos para volver al examen”. Que coincidencia, ¿se trataría del mismo examen?. Se oyó como Nicolás arrancaba una hoja de su libreta y la hacía una bola. “Te la tiro”, dijo Nicolás, y rozándome la cabeza aterrizó una pelota de papel a mis pies. Me quedé quieto y en total silencio.
Noté como Nicolás salía y marchaba. “Nicolás”, llamó la otra voz, “¿El examen?”. Esperó durante unos segundos la respuesta y salió del habitáculo. Miró el cuarto de Nicolás y vio que estaba vacío. Dio una patada a la puerta, “mierda, este se ha ido sin darme el examen, se va a enterar”, y salió corriendo de allí. Me encontraba un poco mejor, me quedé mirando la pelotita de papel hasta que decidí cogerla.
La desdoblé y con asombro pude comprobar que era el examen.
Miré al reloj y ví que ya habían pasado tres minutos desde que me dejaron salir de clase. Me metí el papel doblado en el bolso y salí un poco más animado.
Llegué a mi aula y llamé a la puerta, me abrió un profesor que no era el mío, “lo siento me he confundido”. Cerró la puerta y miré a mi alrededor y me di cuenta que no estaba en mi instituto. Me entró el pánico de repente.
Di una vuelta mirando todo y paré a un alumno que pasaba, “por favor ¿en que instituto estamos?”. Me miró extrañado pero me contesto, “en el de los álamos”, “¿los álamos?, no me suena ese nombre”. El chico me miró con lastima y se fue.
Salí a la calle y esa no era la ciudad done yo vivía. ¿Qué estaba pasando aquí?. Pregunté a un hombre y me dijo que estaba en Badajoz. Si yo vivo en Burgos. Me puse a llorar, la gente me miraba. Saqué el papel doblado del bolsillo y allí no había ningún examen, estaba en blanco. ¿Qué broma es esta?
...

Me despertó el timbre de salida. Yo estaba sentado en la taza y el tiempo del examen había concluido.
Afuera se oía jaleo de la gente saliendo. Me quedé un rato más allí sentado, asimilando que tanto esfuerzo no había merecido la pena.
Me levanté y tiré de la cadena y me imaginé que lo que se iba por las cañerías era la esperanza, el futuro, otro año perdido. Y desee verme en ese instante allí metido, tragado por las cañerías.

10 Comments:

Blogger Atreliz said...

Jo macho peaso de putada...lo siento mucho.
Eso si,igual no es consuelo,pero tal y como escribes yo te veo de futuro novelista ;)

06 mayo, 2006 16:48  
Blogger Macacolandia said...

jeje, no te preocupes, todo lo que escribo nunca me pasa a mí, sino que ocurre en mi imaginación.
Gracias por los piropos y espero verte por aqui de vez en cuando. Gracias por venir.

06 mayo, 2006 17:01  
Anonymous unloadernocturne said...

Joe payo que angustia y que rayada. POBRE HOMBRE Y ENCIMA NO LE ha servido para nada

07 mayo, 2006 00:44  
Blogger Macacolandia said...

Que se le va hacer unas veces se gana y otras se pierde

07 mayo, 2006 00:49  
Blogger natalia jt said...

mira, no sé si echarme a llorar o ponerme a estudiar ahora mismo, cómo se te ocurre escribir algo asi, joé, que me queda un mes para el examen y acabar la carrera...despues de tantos años!!
gracias polos ánimos

07 mayo, 2006 12:50  
Blogger Macacolandia said...

Uy es verdad Natalia, si estás en el mismo caso que el protagonista. Pero no te preocupes que es ficción y a tí seguro que te va muy bien ese examen y acabas la carrera y lo celebramos.
Un besote!

07 mayo, 2006 16:09  
Blogger florynata said...

Qué angustia!! Típica pesadilla preexámenes...

07 mayo, 2006 18:31  
Blogger IceFire said...

Jajaja. Muy bueno el relato del examen, pone nervioso de verdad xD. Te he linkeado en mi blog ;-)

07 mayo, 2006 22:18  
Blogger Macacolandia said...

gracias por linkearme icefire. Me alegro que te guste mi blog.
Florynata gracias por pasarte tambien por aqui.

07 mayo, 2006 23:01  
Blogger Samanta said...

¡Gracias por el link!

08 mayo, 2006 19:16  

Publicar un comentario

<< Home