23 julio 2007

DINOSAURIOS 2, EN LAS CLOACAS

(esta historia es la segunda parte de “Dinosaurios”)

A los pocos minutos de ser abandonado ya se encontraba en verdadero peligro. Un tiranosaurio recién salido del huevo era presa fácil y sabrosa para los cientos de seres hambrientos que habitaban en las profundidades de la tierra.

Decenas de ratas acudieron veloces a dar la bienvenida al cachorro.

Enseguida le rodearon, el tiranosaurio temblaba de miedo y las ratas frotaban sus patitas celebrando el acontecimiento.

Fue entonces cuando una voz que venía desde un oscuro pasillo las hizo parar en seco y echarse hacia atrás.

Noé se plantó frente al tiranosaurio y ordenó a las ratas que se alejaran un poco más.

Noé se agachó cogió al tiranosaurio y se marchó con él por donde había venido seguido a distancia por cientos de ratas.

Llegaron a un inmenso pabellón donde esperaban miles y miles de animales que se alegraron al ver a Noé con un nuevo miembro.

Noé era un extraño muchacho que desde su llegada había sido adoptado por los seres que vivían en el subsuelo y luego él como agradecimiento se había encargado de cuidar y organizar a todos los animales que eran abandonados de una forma u otra en las cloacas, y de adiestrar también a los que ya vivían allí cuando él llegó.

Noé era como un dios para la fauna de las cloacas. Noé sabía que la gente seguiría abandonando animales en las alcantarillas cuando se hartaban de ellos y también sabía que estos animales no olvidaban nunca ese acto de abandono y esperaban con paciencia el día de vengarse de sus dueños.

Noé no hacía esto para atacar a los de arriba sino para defenderse de la humanidad que vivía encima de sus cabezas y que tarde o temprano acabarían buscando una huida hacia abajo arrasándolo todo como estaban haciendo con la superficie.

Ahora había llegado aquel tiranosaurio que se uniría a los cocodrilos, ranas, salamandras, serpientes, peces de todos los tipos, las numerosas ratas y por supuesto a los demás dinosaurios que habían ido llegando estos años.

El ruido de taladradoras cada vez era más frecuente y más cercano, pero estaban preparados para defenderse.

FOTO: fotologico

4 Comments:

Blogger Pedro Ojeda Escudero said...

Aquí nos tienes, a la espera de Dinosaurios 3

23 julio, 2007 17:38  
Blogger trupmanias said...

que intriga.....



continua!!!!

23 julio, 2007 18:24  
Blogger Macacolandia said...

habrá un 3 y un 4.

23 julio, 2007 20:59  
Blogger Pablo said...

¡Otra! ¡otra! ¡Otra!

25 julio, 2007 13:06  

Publicar un comentario

<< Home