13 abril 2007

EL CANTO DEL GALLO

Aquella mañana el gallo no cantó.

La causa fue una afonía repentina.

Decenas de veterinarios estudiaron su caso y decidieron operar al animal.

Después de un par de semanas de reposo el gallo volvió al corral y vio que otro gallo más joven ocupaba su lugar.

Al principio se turnaban y cada mañana cantaba uno, pero pronto el gallo viejo volvió a quedarse afónico.

Cuando se lo llevaban los veterinarios el gallo joven sonreía y se paseaba entre todas las gallinas.

Esta vez tardó más en recuperarse, a nadie en el corral le importó su regreso y esto deprimió por completo al gallo viejo.

La segunda mañana que el gallo viejo intentó cantar ya no pudo hacerlo. Las gallinas y el gallo joven reían a su alrededor, por la tarde se lo volvieron a llevar los veterinarios.

Una vez recuperado ya no le trasladaron al gallinero, sino a un asilo de gallos, aquí ningún gallo podía cantar, por lo tanto se despertaban cuando les daba la gana por que no tenían otros “huevos” que hacer.



Foto: f4bi

5 Comments:

Blogger Chasky said...

Eso es vida, ójala nosotros no tuvieramos que aguantar al puto despertador todos los días.

14 abril, 2007 09:49  
Anonymous aiyana said...

Como la vida misma, y no se apunto a un viaje del inserso?

16 abril, 2007 10:33  
Blogger Angel y Demonio said...

Envejecer es a menudo una mierda. :( Pero pasa ... siempre ocurre, tarde o temprano.

Saludos!

16 abril, 2007 19:00  
Anonymous maray said...

los gallos y los hombres pueden estar en accion encuanto tienen alguna utilidad. Despues, panela! Los gallos, porque los hombres despues de muertos sirven aún menos.

16 abril, 2007 19:02  
Blogger Caelio said...

se me ocurre esta jota (es tiempo de jotas):

http://www.goear.com/listen.php?v=7ee7852

saludos

19 abril, 2007 19:38  

Publicar un comentario

<< Home